15 de febrero de 2013

¡Gengis puede! ¿Por qué no puedes tú?



Este es Gengis. Un tipo duro que se mete en todo.

A veces uno se pregunta qué hay en su mente… La respuesta, por supuesto, es nada de nada. Como todos los animales, él responde a lo que es natural sin pensar sobre ello. Su naturaleza sabia le mantiene a salvo del daño… Así es como debe ser.

Está donde deberíamos estar nosotros. Como Linji afirmó:

“Este es el reino de la auténtica realidad, donde olvidas lo que hay en tu mente y paras de buscar. En un campo salvaje, no eligiendo, tomando lo que viene a tu mano, el significado obvio del Chan es claro en los cientos de briznas de hierba.

De hecho el bambú verde, un ramo de flores amarillas, vallas, muros, tejas y rocas ofrecen las enseñanzas de lo inanimado; ríos, pájaros, árboles y bosques exponen el conflicto, la vacuidad y ausencia del yo.”

Si tu mente puede rechazar palabras y conceptos y alcanzar las experiencias, entonces serás como Gengis. El bambú verde, un ramo de flores amarillas, vallas, muros, tejas y rocas son lo que son, nada más. Todo interactúa y Gengis es simplemente una parte de esa interacción completa.

¿Por qué no?

Cuando ve nuestro bambú verde, reacciona de manera natural a ese bambú como debe un Sharpei. Un ramo de flores amarillas puede comerlo o ignorarlo. Vallas, muros, tejas y rocas están ahí para reaccionar a ellas, así que puede saltarlas, morderlas o jugar de muchas maneras, incluso sencillamente desplazando lo que pueda moverse a otro lugar.


También nosotros tenemos esa capacidad de espontaneidad natural, pero este mundo consumista nos ha forzado a apartarla… No usamos nuestras palabras y conceptos como herramientas sino como maestros guiados por la Identidad.

La idea Chan de sentarse al estar sentados… de caminar al estar caminando… Pero nos sentamos y pensamos, y caminamos y pensamos… ¿Hay algo que hagamos o que vayamos a hacer que no haya pasado por la inspección del pensamiento?

Hay pocos que conocen el secreto de la fuerza de la vida en el bambú verde o en las flores amarillas. Hay pocos que pueden ver una valla y dejarla estar simplemente ahí.

Es natural para un niño jugar con barro, sentarse en un charco, lanzar una piedra o rechazar al adulto que invade su mundo que no puede soportar… Pero tenemos otras ideas para ese niño… Pinta sus árboles en papel de una manera que no comprendemos… así que tenemos que cambiar su expresión en lo que nosotros, en nuestras mentes cerradas, vemos como un árbol.

Nuestros padres nos lavaron el cerebro, igual que nosotros lavamos el cerebro a nuestros hijos… Gengis es libre… Rechazamos esa libertad por una moneda de plata… ¿Quién es Judas?

Gracias, Gengis.


13 de febrero de 2013

Chocolate y la Voz del Dharma




Esta es Chocolate, la hermana de Coco y, a diferencia de ella, que tiene lo que se llama “pelaje de caballo”, tiene un “pelaje de oso”. Eso significa que su pelo es más largo y más suave. A veces la llamamos “osito” aunque responde al nombre de Chocolate.

En esta foto era sólo un cachorro, ahora su cola tiene ese círculo completo y como sus hermanos y hermana, tiene la edad equivalente a un niño de tres años.

¿Cuál es su mayor cualidad diferente a la de Coco? Creo que es la Determinación. Seguro que algún día será una hembra alfa. He tratado de sacar del sombrero alguna otra lección que nos esté enseñando, pero esa es la más importante.  Sencillamente no se rinde.

En las lecciones del Dharma hablamos sobre Determinación y Perseverancia y esa es su mayor fuerza. Normalmente pensamos en “Determinación y Perseverancia” como factores estrictamente mentales, pero no es así. Determinación y Perseverancia están firmemente arraigados como elementos fisiológicos. Ahora la cuestión interesante es si es un momento de la mente lo que empuja la expresión física o si es la expresión física primera lo que conforma una ilusión mental de Determinación y Perseverancia.

La contemplación con experiencias directas muestra que son básicamente elementos fisiológicos que son viscerales. Al afrontar dificultades es el cuerpo el que responde y esto tiene sus correlatos mentales. Eso debería ser evidente con sólo observar a Chocolate, pues ella no es consciente de ella misma como una criatura separada (un Yo) y no puede estimular Determinación ni Perseverancia con su mente. Sin embargo ahí están.


Entonces ¿por qué no mostramos determinación y parecemos forzados a aplicar mentalmente Determinación a un proyecto o situación? ¿Por qué, cuando fallamos en algo, nos pedimos a nosotros mismos el perseverar?

Con demasiada frecuencia la criatura humana evita situaciones difíciles para evitar el fracaso. Tienen otras razones estimuladas por Disonancia Cognitiva, pero la verdad es que temen al fracaso y las consecuencias.

Sólo existe una solución real y es desarrollar Ecuanimidad… En un sentido ordinario DEBE ocurrir al darnos cuenta de que no hay NADA realmente importante, ni siquiera la Vida o la Muerte… No obstante, esto no es Indiferencia intelectual. Pero al inicio debe ser mentalmente generada con cada intención.

Ahora bien, ¿por qué es eso? Porque nuestra Determinación y Perseverancia son enmascaradas e inmovilizadas por la Identidad, que básicamente es un cobarde.

Por supuesto sabemos que no hay Identidades reales, pero esta Identidad aparentemente cobarde es sólo una mezcla de respuestas almacenadas en la memoria de Confusión que es visceral y de Codicia que es emocional. El componente mental dice “DEBERÍAMOS tener Determinación y Perseverancia”… y así planteamos una batalla mental interna que hay que resolver.

En las prácticas del Dharma sabemos que las tres Identidades son fraudes, por la meditación podemos eliminar sus síntomas y por la Contemplación Chan destruirlas por entero.

¿Y qué podemos hacer mientras tanto? Podemos utilizar Plena Atención y permanecer tan conscientes como podamos de los mensajes que emanan del cuerpo… Cuando aparecen dificultades ignora la mente y escucha la voz de tu cuerpo que afirma “resiste y persevera”… La voz está ahí realmente si escuchas… Es la voz del Dharma.

Gracias, Chocolate, por este mensaje diario.


11 de febrero de 2013

Buscar sin Búsqueda





Amigos del Dharma, esta es Coco considerando si comer hierba o no, en los peldaños de la terraza del Seminario. Esta era una foto temprana, pues ahora ya tiene varios meses y cerca de la edad en que su cuerpo y carácter adoptan su forma completa. Ahora sus arrugas se han rellenado de alguna manera.

Es una de las dos hijas de Gloria. La otra se llama Chocolate. De todos nuestros Sharpeis, Coco es la más curiosa y la más activa. Quizás porque cuando era una cachorrita parecía la más diminuta y tenía que pelear por su comida. Ha aprendido que sus derechos como Sharpei son iguales a los de los demás y se sitúa en el combate por la comida en términos de igualdad.

Su cuerpo se ha formado ahora con la elegancia de una Top Model. Está siempre alerta. No es que esté siempre buscando alguna travesura sino que siempre está alerta a cada oportunidad. Ella es lo que es y siempre está viva y preparada para cualquier cosa que ocurra, y su curiosidad no es la misma que la búsqueda descuidada que los humanos hacemos por lo imposible.

Buscamos, pero ¿qué estamos buscando… Libertad del Sufrimiento? Un gran Despertar? Una vida que sea cómoda? Todo eso suena tan ridículo porque tenemos una lección importante que aprender.

El Maestro Foyan afirmó:
“Si estás buscando, ¿qué diferencia hay realmente entre tu búsqueda y el mero perseguir de un sonido o una forma? Si no buscas, ¿hay diferencia entre la tierra, la madera y la piedra? ¡Lo que necesitas hacer es buscar sin búsqueda!”

Ahora bien, ¿qué significa eso realmente? Si observas a Coco y su curiosidad verás que nunca busca ALGO. Cuando hay un sonido, busca su origen. Cuando aparece una forma novedosa ante su vista, busca para averiguar qué es eso. No hay en ella el impulso compulsivo de Búsqueda. El buscar surge sin el impulso o la orden de buscar.

Así es como debería ser también para nosotros.

No deberíamos estar en este mundo buscando un Sentido. No deberíamos estar buscando Paz. No deberíamos estar buscando establecer nuestra Identidad. No deberíamos estar buscando Orden en esta vida. Estas búsquedas son infructuosas, pues si fuéramos afortunados descubriríamos que no existe un Sentido a descubrir; que Paz es un concepto vacío que sólo puede encontrarse junto con el concepto de guerra. Que la Identidad está completamente vacía pues es una delusión potencialmente debilitante; encontramos que el Orden es una herramienta que es útil sólo al entender el Caos, y que toda Búsqueda no tiene fin y consume energía, lo que es más bien como pulir una roca con una pluma para fabricar un espejo.



Coco está sencillamente alerta y esperando seguir sonidos y formas…

Tú deberías estar sencillamente alerta y esperando seguir el Dharma que puede encontrarse en cada llovizna, cada nube pasajera, en una corriente precipitándose, en la nieve de una montaña…, de hecho dentro de cada elemento de la Naturaleza que has olvidado que existe como Dharma auténtico.

Gracias, Coco.

10 de febrero de 2013

La naturaleza nunca engaña







Hablemos ahora de Gloria.

Nuestra Maestra de Vipassana fallecida, Ku xin shan, siempre la llamaba “Cachorro Lamedor” pues siempre te saluda con lametones.

Gloria llegó al Seminario, igual que Dunkel, con un serio problema en la piel y su cola siempre estaba agachada, lejos de su rizo dichoso como Sharpei. Por fortuna, ella no sufría de Leishmania y ahora anda tan sana como un Sharpei puede permitirse. Ella no tiene la belleza externa que buscan las personas, pero se acerca mucho más a la Amistad con nosotros.

Mientras que Dunkel, que tenía el mismo padre, era noble, ésta es gloriosa, debido a que siempre va meneando su cola y es la primera en acudir a ti. Su cola ahora anda tiesa como un estandarte de Sharpei. También es la primera en sonar la alarma con una energía increíble cuando se acerca algún desconocido a cien metros de distancia.

Si tuviera características humanas serían claramente las del Dharma: la Alegría y Compasión, sin duda. ¿De dónde le sale esto? Claramente es genético, pues nació y se crió junto con Dunkel y Nantú. Cada uno tiene su propia herencia genética y cada uno bastante diferente.

Gloria tiene la característica como Sharpei de la Independencia, que los humanos llamarían Obstinación, y resiste ante cualquier aprendizaje que encaje con la comodidad humana, pero no hay mucho que aprender para ella… ¿por qué debería aprender algo que no es natural en absoluto? La mayoría de las cosas que los humanos imponen sobre los animales encaja con el gusto humano, no con los dictados de la naturaleza.

Sus características de Sharpei residen dentro de ella y me preguntaba qué cualidades humanas residen dentro de los seres humanos, tan escondidas… Si las de un perro son la pertenencia a su manada y guardar su territorio, ¿cuáles son las más importantes correspondientes al humano? 



Pues aparte de la capacidad singular de generar la verdadera Compasión, Alegría por otros y vivir con Afecto Benevolente, lo más importante son el par vinculado de la Curiosidad y la Creatividad. Pero el despertar estas cualidades de las profundidades del samsara manchado requiere enseñanzas, meditación y una sólida aplicación diaria. ¿Y cuál es el valor real de las enseñanzas y meditaciones? ¿No será más que un lavado de cerebro? El valor es muy alto, por supuesto, aunque en el fondo no hay nada que aprender. Ese es el SECRETO porque todo lo que el ser humano requiere para levantarse de su cautiverio está dentro de él esperando ser liberado.

El Maestro Yuanwu afirmó:
“Las palabras de Buda y los Maestros de Chan no son más que instrumentos y métodos para alcanzar la Verdad. Cuando tiene lugar el Despertar y uno experimenta la Verdad por sí mismo, descubre que todas las enseñanzas están ahí en el interior. Por lo tanto, puedes ver que las enseñanzas verbales de Buda y los Maestros Chan no son más que ecos y reflejos, así que no des volteretas en tu cabeza.”

Eso significa que deberías escuchar, pero relajado y sin la agitación del intelecto consciente, simplemente comenzar a abrir la Puerta del Bosque de Chan a la Curiosidad y Creatividad naturales, y todo llegará a clarificarse.

Pero no puedes cumplir esto simplemente sentándote con una mente vacía, buscando relajación o curas paliativas para tus problemas diarios. Ni necesitas seguir a otros con sus hábitos y estilos. No debes seguir los sonidos del tambor de tu propia Identidad, no importa lo romántico que pueda sonar.

Sólo escucha los ecos de las enseñanzas, repitiendo y repitiendo dentro de la naturaleza. Sólo mira los reflejos de las montañas y los arroyos, los bosques y los campos, los animales y pequeños bichos que son nuestros compañeros en esta vida. Está todo ahí si tienes las pelotas de dejar pasar, aquí y ahora, aquello que no necesitas. Sé persistente en la defensa de lo que sea natural y correcto dentro de ti y no seas otro de los robots que marchan al ritmo del Estado, las Religiones, la Educación y las Hijas de Mara.

Gracias, Gloria.

Gloria simplemente requería la oportunidad de expresar su propia naturaleza… Esa es una lección importante, pues tú también puedes expresar tu propia naturaleza auténtica… Pero tienes que darte la oportunidad.


9 de febrero de 2013

Buena Fortuna y Lucky Blue





La impermanencia ha dejado su marca indeleble, Dunkel ha muerto y su hijo Lucky Blue tiene ahora casi 1 año.

Es la viva imagen de su padre y su conducta es idéntica, aunque al no ser el macho alfa su comportamiento ha sido (por el momento) más sumiso al encontrarse cerca de Nantú.

Su nacimiento fue una gran sorpresa, pues no teníamos ni idea de que Dunkel estaba embarazada y, cuando parió a esta simple pequeña ratita que podía acurrucarse en nuestras manos, resultó una recompensa insospechada.

¿Por qué una recompensa?

Porque podíamos ver día a día su cambio de figura y conducta. Ahora es una cosa sorprendente, pues el crecimiento desde su nacimiento hasta los nueve meses depara cambios notables. Al reflexionar uno se pregunta naturalmente de dónde proceden esos cambios. La respuesta, por supuesto, es que se producen genéticamente y que desde su nacimiento los códigos ya estaban presentes para esos rasgos físicos y de comportamiento.

Nosotros no somos diferentes. Desde nuestro nacimiento todo lo que somos (o más bien, lo que podríamos ser) ya está presente. Hay factores que añaden cambios por la experiencia. En una criatura humana natural y correcta existen impulsos para un confort, una seguridad y una pertenencia naturales; curiosidad y creatividad naturales; actividades de juego para el cuerpo y mente; factores de metabolismo y reproducción; y quizás lo más importante, el impulso de supervivencia que es lo que genera en realidad nuestras auténticas experiencias de Compasión, Afecto Benevolente y Alegría, cuando otros son alegres.

¡Qué formidable! ¡Qué hermoso! ¿Qué demonios ha ocurrido? Está todo ahí dispuesto a salir, pero cubierto todo por el virus de la Identidad. Ya no somos criaturas humanas sino bufones cosmológicos, embaucadores que se muerden su propia cola, destrozando nuestro propio potencial y el mundo que nos rodea.

Lo que supongo es que muchos tratan de hallar una respuesta cuando su sistema interno anuncia “algo va muy mal aquí”. Pocos encuentran la salida y la mayoría en esta época quedan atrapados por las palabras y promesas de la religión y los Colegas Timadores.

Me esfuerzo en decir a todo el mundo que el cielo está cayendo, pero como en el cuento de Chicken Little me ignoran. Así que me siento en el Seminario con algunos estudiantes avanzados contemplando el desarrollo de Lucky Blue, sabiendo que cada criatura humana es afortunada por tener este cuerpo y mente humana. Sin embargo, casi todo el mundo ignora ese hecho y genera Confusión, Codicia y Aversión con mensajes del Embaucador que les conducen en la dirección errónea con la fábula de que todos los seres humanos tienen derecho a “perseguir la felicidad”. Desde luego, deberían también añadir el Sufrimiento en ese paquete.

El bienestar que es natural sin Identidad ni Dualidad está lejos para todos si no hay un cambio notable de auténtica Introspección y Liberación.




Mientras crece, Lucky Blue es un recuerdo perpetuo de que podemos ser auténticos seres humanos si tenemos las pelotas de desterrar al Embaucador y apartar las cargas de basura material y mental que llevamos.

Gracias, Lucky Blue.

8 de febrero de 2013

La muerte de un Perro del Templo






Dunkel era un Perro del Templo y la madre de Lucky Blue. Ha estado muriendo lentamente de Leishmania durante las dos últimas semanas. Ayer murió en paz y tranquila con dignidad. De todos nuestros perros ella era la más noble. Quizás porque era diferente, un ejemplar que retrocede genéticamente hacia el Sharpei chino original.

Su cola curvada, no circular. Su cabeza angular y huesuda, con una disposición que no sería parte de lo esperado.

Ha muerto y me siento triste, no por ella, que ha vivido una vida maravillosa de libertad y cuidados, sino por mí, porque no estará presente por más tiempo para compartir nuestra vida. Me pregunté en el momento de su muerte si nosotros aceptamos la muerte con la tranquilidad con que ella lo hizo, pues al igual que todos los demás animales, no sabe nada de vida y muerte.

¡No! No la aceptamos. Porque nuestras mentes se aferran a esta vida y temen la muerte que no comprendemos. Sin embargo vida y muerte son una misma cosa.

Uno de los mensajes claros a aprender aquí es que mientras tememos a la muerte, no tememos a la vida, y deberíamos hacerlo.

La vida para muchos en este mundo es un infierno en vida, y para aquellos con buena fortuna hay un infierno interno en vida donde toda la felicidad está cargada con sufrimiento potencial.

Aunque no puedo decir que recibiré a la Muerte con anhelo, ciertamente, la Muerte no me inspira miedo y recuerdo un poema de la infancia… en el que ambas, Vida y Muerte, eran vistas como grandes impostoras… y eso es lo que realmente son… Si vives la vida sin aferrarte a ella con deseo entonces vives cada momento glorioso… y es integrado completamente con todo lo que es natural.

Uno de los grandes problemas en la vida es que estamos continuamente aferrándonos, viviendo en el pasado y en el futuro sin mucha consideración por el presente excepto en cuanto al placer que pueda ofrecer.

Enumera tus bendiciones y verás lo afortunados que somos; si te das cuenta de que somos una criatura única respecto a la evolución, que tiene conciencia a un nivel suficientemente elevado, verás cómo de afortunados somos por estar vivos.

Contamos con una Conciencia de la Vida y eso es extremadamente importante. ¿Por qué no podemos estar satisfechos simplemente con eso? ¿Por qué no podemos estar satisfechos al ver que somos una parte de toda vida, de la diversidad que incluye a todas las plantas y a todos los animales?

Si puedes lograr ser uno con el “mundo polvoriento”, como sugiere el Dao y apoya el Chan, entonces estás viviendo realmente en el momento de manera correcta. Pero probablemente habrás olvidado cómo vivir en el momento… Así que estás realmente MUERTO aquí y ahora… Sin embargo te irás preocupando más en cuanto a morir conforme pase el tiempo y aparezcan los cabellos grises y se extiendan las arrugas.

¿Cuántos años tienes ahora?... acercándote a los cuarenta o incluso a los cincuenta... ¿Dónde se ha ido tu vida... será el resto de ella lo mismo que ha sido... has sido realmente parte de la raza humana? ¿Has sido capaz de dejar de lado el trabajo y el futuro para abrazar un árbol, para compartir la alegría con una ardilla escurridiza, para ver más que belleza en una mariposa? Y podría seguir y seguir.

Cuando ves la salida del sol por la mañana, ¿qué es lo que sientes? Te sientes espléndido. Pero eso es un error... lo que realmente estas diciendo es: "Es glorioso porque yo estoy viendo el sol"... Has perdido una gran oportunidad de ser uno con el sol...y la luna, y todo ser viviente grande y pequeño.

La muerte poco a poco va trepando sobre todo ser viviente... ¿Estás listo? ¿Serás capaz de decir en tu lecho de muerte... he vivido mi vida... o vas a ser sólo capaz de mirar hacia atrás a una vida vacía de falsa felicidad y posesión?

Gracias, Dunkel, por esta gran lección.


7 de febrero de 2013

Los Perros del Templo en marcha




Tras una larga lucha contra las bacterias invasoras, ya estoy fuera de la cama y dispuesto a confrontar este mundo manchado y corrupto una vez más.

Una de las cosas que realmente me desconcierta es por qué hay tan poco interés acerca de la destrucción de la naturaleza… Encuentro páginas web sobre diferentes temas con lectores por miles. En cambio yo cuento con una docena y gracias… La mayoría de lectores son egocéntricos y supongo que eso agrada a más gente egocéntrica.

Así pues ¿hacia dónde me dirijo? Voy a hablar simplemente de los “perros del templo”. Se trata de Nantú, Gloria, Dunkel (que no va a durar mucho), Lucky Blue, Gengis, Coco y Chocolate.

Sin duda va a ser muy divertido para mí. Para otros no estoy seguro.

Nantú significa “Barón superior”, nació en Finlandia y ahora tiene 6 años de edad. En la foto aparece con su hijo mayor Lucky Blue.



La cuestión es ¿qué podemos aprender de Nantú? Él está siendo exactamente lo que es, un Sharpei macho Alfa.

Marca las normas y pone a los otros machos en su sitio (Lucky Blue y Gengis, sus dos hijos).

Pero cualquier riña se olvida inmediatamente. Entonces vive su vida exactamente como un Sharpei, dentro de los límites que nosotros los humanos hemos puesto.

Esa quizás es la primera lección de nuestros Perros del Templo… Vivir el momento… pero sin Identidad. No morar en el ayer – ni en el futuro.

¿Cuántos pueden conseguirlo? Pues eso es Dao y Chan en el Buda Dharma. Tiene la inmensa fortuna de ser un Perro (al menos un Perro del Templo) pues hace lo que es natural y no piensa.

Ahora bien, lo que es una bendición no es que su sistema no actúe correctamente, sino que no piense involucrando un “yo y mío”.

Así que por hoy lo dejaré ahí y veré si alguien se interesa por continuar más profundo con esa idea.

Próximamente presentaré otras lecciones a aprender de nuestros Perros del Templo.

Per ardua ad astra. Por el infierno a las estrellas.

25 de noviembre de 2010

El día del Juicio Final


La página se ha abierto y parecía una pena cerrarla sin decir algo. ¿Qué hay que decir? Simplemente se me ocurrió la idea del JUICIO FINAL (Doomsday en inglés).
Es una palabra interesante que sugiere imágenes de algo definitivo. Pero no nos preocupamos porque parece estar tan alejado; además, como el ser humano (al menos los más intelectuales) saben que no hay Juicio Final, no les importa demasiado siempre que haya pan en la mesa y suficiente dinero para echarle gasolina a su Ferrari, cogerse unas semanas para un safari de vacaciones, y hacer cualquier otra cosa que les apetezca excepto pagar impuestos y actuar de manera responsable con la naturaleza, que nos sustenta a todos.
No quiero ni mencionar que una afinidad con la verdadera naturaleza es esencial para todo ser humano, así que no lo voy a hacer, pero sí diré que eres un idiota si no ves que EL DÍA DEL JUICIO FINAL es cada uno de los días que vives con ignorancia en este planeta.
En realidad no hay mucho más que decir que eso… Así que ten un buen día con cualquiera de las cosas triviales y egoístas que estás haciendo.

23 de noviembre de 2010

¿ UNA CONVERSACION INTELIGENTE ?


  
Cuando era niño, hace mucho tiempo ya, recuerdo haberle preguntado a un hombre anciano por qué hablaba solo. Su respuesta, acompañada de una sonrisa, fue que "es la única manera que tengo de escuchar una conversación inteligente".

Después de escribir esto a veces tengo una sensación similar de que estoy hablándome a mí mismo y me pregunto por qué yo y quizá otros continuamos.
Ahora hay una población increíble en Occidente, pero parece que pocos están interesados en examinar las maravillas de la naturaleza por un lado y en emplear toda la vida natural no humana como vara de medir para nuestra conducta por el otro.

Parece que la mayoría quiere lo primero.
Así que, a falta de respuestas inteligentes y de apoyo, mi cabeza se está empezando a atrofiar.
¿Hay alguien ahí fuera a quien le importe lo que hacemos más que en sentido meramente intelectual?
 

24 de octubre de 2010

Una mente de pez o de piedra ?




Me gustaría presentar para empezar aquí una danza ritual interpretada por los aborígenes australianos. Como muchas otras tribus antiguas y sabias, la educación de los niños es más que una clase rellena con un libro estéril.

En este ritual un hombre vadea unas pozas de marea en busca de peces. De repente pisa algo y comienza a gritar. Ha pisado un pez piedra que aparece inocente e idéntico a una roca. En el ritual el danzante se retuerce agónico, cayendo al suelo.

En realidad en la danza usan un modelo de arcilla con 13 espinas saliendo desde la espina dorsal para replicar el pez piedra.

Así pues, ¿qué es lo terrible? Es la muerte del pez. Es venenoso y, cuando el hombre se retuerce sobre el suelo acompañado por una canción fúnebre, el niño capta la idea.

Se trata del pez conocido más venenoso, mide unos 70 centímetros y se camufla tan bien ahí tumbado a medio metro bajo la superficie que pasa desapercibido con facilidad… Su ataque dura sólo una décima de segundo aunque la criatura humana no sea su objetivo. Mucho cuidado.

El pinchazo causa un dolor atroz y un sudor tremendo que evoluciona rápidamente con la muerte de los tejidos. Los efectos son debilidad muscular, parálisis temporal y shock, que pueden conducir a la muerte si no se trata a tiempo.

No hay problema con el pez que se protege a sí mismo de los depredadores como el tiburón o la manta (una especie de raya), pero el pez piedra me recuerda a la criatura humana.

Aquí estamos caminando por las calles, trabajando quizás y en las casas con un aire de inocencia humana… El camuflaje de nuestra Identidad lo enmascara, pero somos tan peligrosos o tal vez más… pues nuestro veneno humano hiere, causa sufrimiento, y en los jóvenes marca sus vidas para siempre.

Nuestro veneno es la Aversión y la Codicia. Dos simples palabras, pero la ejecución de la Aversión y la Codicia mata las mentes de los niños y causa sufrimiento en los adultos.

Pero tú sin dudarlo eres inocente. Examínate a ti mismo.

Te puedes considerar una buena persona… una máscara… hasta que dejas salir esa Identidad, el “mi” y el “mío” que tú eres es un pez piedra humano. Hasta que no seas uno con la naturaleza, con más que ese intelecto idiota que tienes, o esa trampa emocional, eres simplemente un pez piedra.

Y realmente si reflexionas el pez piedra es superior. 

6 de octubre de 2010

EL BOGOVANTE Y DIOS


Aquí estamos de nuevo y compruebo (con cierta sorpresa) que mi última entrada fue hace bastante tiempo. Me pregunto por qué he dejado de lado el blog tanto tiempo…

Entonces me he dado cuenta de que fue porque me resultaba difícil… No es que me fuera difícil comunicarme, sino que era difícil escribir en español y también hacerlo en inglés y tener que esperar a la traducción.

Así que he decidido escribir como me sale en inglés, subirlo, y si a alguien le parece que merece la pena traducirlo al español, me pueden avisar si quieren hacerlo.

Hoy me preguntaba qué es lo que escribirían los animales que viven en relativa libertad en bosques, junglas, montañas y otros entornos naturales si se sintieran indignados (como yo) por la manera en que el ser humano se comporta en este mundo que no le pertenece.

¿Qué animales deberían indignarse si tuvieran la capacidad? Probablemente todos, pero ¿cuáles escribirían un blog? Me viene a la mente la araña, que no hace ningún daño excepto ofender con su presencia en las casas a los dueños de estilo “tenerlo todo estéril”, por lo que continuamente andan destruyendo sus hogares e instrumentos de caza. Y luego se me ocurrió el bogavante.

Merece la pena considerar qué es lo que dirían, porque han habitado esta tierra compartiéndola con todos los demás animales de forma natural hasta que vinimos nosotros a destruir el equilibrio. Sí, ya estaban aquí en la edad Valanginiana del periodo Cretácico inferior.

En términos económicos, el bogavante es parte de una industria global que factura más de mil millones de dólares al año. Si consideramos que se venden a dólar por cabeza al salir del barco, eso significa que cada año mil millones de bogavantes acaban sus días en nuestras cazuelas.

Y ésa es la cuestión, de verdad. No sólo cazamos a esos seres que tienen derecho a vivir, únicamente porque le resultan sabrosos al paladar humano, sino que los arrojamos a la olla y los cocinamos cuando aún están vivos.

Padres y madres ponen el grito en el cielo cuando un profesor de escuela se frustra y le grita a su niño o niña… Sin duda, tendrían por ofensa más grave hervir vivo a su retoño.

Bien, pues ¿cuál es el pecado del bogavante…? ¿Llevar un arma escondida a la escuela bogavantina?
¿Hacerle inocentadas a otros bogavantes? Lo dudo. Lo único que hace es ser un bogavante normal, haciendo lo mismo que hacen naturalmente todos los bogavantes.

Es una pena que nosotros, los humanos, no podamos hacer naturalmente lo que es beneficioso para todos los seres vivos.

¿Con que tú nunca has hervido un bogavante en tu vida…? Bien hecho. Pero, a decir verdad, probablemente sea así porque son caros.
¿Has comido alguno en algún restaurante? AJÁ…

Pero también hay otras criaturas, ¿no es así?
¿Qué hay de esos caracoles, recogidos a cientos, arrancados de su hábitat natural y hervidos para placer de algunos estúpidos humanos? Sí, claro, son insignificantes… pero son inocentes… aunque no son más que caracoles y los bogavantes no son más que bogavantes.

Y tú no eres más que un ser humano, con defectos tan graves que eres inferior al virus más insignificante y mucho más mortífero.

Quizá el bogavante, junto con el cangrejo, no pueda hablar alto y claro, pero ahí está… El ser humano es Dios en este mundo… al menos así lo cree y actúa sin sensibilidad, justicia, ni virtud verdadera.

En la Biblia se dice que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza… Ah, eso explica muchas cosas… explica por qué mueren los aparentemente inocentes… por qué se tolera la violencia… por qué le sigue todo lo malo.

La culpa es de Dios… porque probablemente él también, cada vez que nace un ángel, organiza un gran festín en el que se sirve bogavante y cangrejo como manjares más apreciados… Qué pena que Dios no prefiera la carne humana y eche sus redes aquí abajo para llevarnos a todos arriba (o donde sea) a que nos cuezan vivos, porque estoy seguro de que Dios padece una escisión de personalidad… Quizá la esquizofrenia sea un diagnóstico más adecuado…


And in English
Well here we are again and I see (with some surprise) that my last blog was quite some time ago and I wondered why I let the blog alone for so long.

Then I realized it was becuse it was difficult for me... It was not that it was difficult to communicate, but it was difficult to write in Spanish and have to wait for a translation.

So I
i decided to write the blog as it comes out in English, paste it up and if someone feels it is worth while translating is Spanish they can let me know if they would like to translate it.

Entonces today I wondered what Animals living with relative freedom in the forests, jungles, mountains and other natural surroundings might actually rite about if they felt indignant (as I do) about the way the human creature behaves in this world which is not his.


Which animals would be indignant if that had that capacity?  probably all of them, but which would write a blog. To my mind came the spider which does no harm except that within the home it offends the "have everything sterile" homeowner continually destroying it home and hunting capacity.  But then came to mind the lobster.

What they might have to say merits consideration, for they have been inhabitants of this earth sharing it with all other creatures  naturally until we came along to destroy the balance. yes, they were around in the Valanginian Age of the Cretaceous period.


The Clawed variety like the rest are economically are part of a global industry that nets more than one billion US dollars annually.  Lobsters then at a dollar a head from the ships means a billion lobsters a yera that find their way into pots.




And that is the point really. Not only do we catch those creatures who have the right to live, only because the are good to the human palate and his greedy likes is thrust into a pot and cooked while still alive.

Mothers and fathers scream bloody murder when a teacher with great frustration shuts at their child .. no doubt they would consider "boiling their child alive, a more serious offense."

So what offense did the lobster generate... Did it carry a conceiled weapon to the lobster school.  Did it play cruel tricks on other lobsters? I doubt it.  All it did was be a normal lobster doing what all lobsters do naturally.

It is a pity that we human creatures cannot do naturally what is beneficial to all living creatures.

So you haven't boiled a lobster in your life.. Well done. But in all truth it was probably because they were expensive. Have you eaten one in a restaurant. AHA

But then there are other creatures are there not... How about those snails captured by the hundreds, boiled and grabbed out of their natural home for some stupid human creatures liking.  Sure they are insignificant ... but they are innocent .... but they are just snails and lobsters just lobsters.

And you are just a human creature flawed so badly that you are inferior to the most insignificant virus and far more deadly.

Perhaps the lobster, joined by the crab could not raise a strong voice, but there it is.. The human creature is God in this world... at least he thinks he is and acts neither with sensibility , justice or any true virtue.

In the bible it is said that God made man in his own image .... Ah that explains a lot ... it explains why the apparently innocent die ... why violence is permitted ... why all that is evil ensues.

God is to blame... for he too probably during every angels birthday calls a great feast in which lobster and crab are the most sought after delicacies... Too bad that God doesn't prefer human meat and cast his net down here and take us all up there (or and us down) to be boiled alive, for I am sure that God has a split personality... Schizophrenic  is perhaps a better word..

15 de julio de 2010

ANIMALES LOCOS


 

¿Es posible para un animal volverse loco, es decir, generar lo que parece una conducta demente?

¿A qué se le podría considerar demente?

Bueno, por ejemplo, hace poco un hombre joven de sólo 21 años de edad de Staunton (Virginia) se le acusó de matar al gatito de su novia al lanzarlo contra la pared después de que el gatito desconectara el video juego con el que estaba jugando.

Eso yo lo llamaría demencial.

¿Habéis visto los videos de la masacre de crías de foca o la…? Podría seguir sin parar.

Ha habido muchas muertes relacionadas con los hinchas de equipos de fútbol rivales e incluso se ha llegado a asesinar a jugadores de fútbol. 

Locura en masa. Naturalmente, al menos en el ser humano.

Tras la reciente victoria del Mundial, hasta medio millón de aficionados se juntaron para vitorear y celebrar el triunfo de 25 multimillonarios españoles que vencieron a 25 multimillonarios holandeses.

Mientras lo hacían en algún lugar del mundo había gente a la que estaban violando, asesinando y torturando. Ni un pensamiento fue hacia ellos. Sin duda, los vendedores de cerveza también estaban felices.

No es algo nuevo. Recuerdo cuando Argentina estaba ocupada ganando su propio Mundial. En ese mismo instante, a algunas víctimas escogidas se les estaba reuniendo, torturando y asesinando, antes de hacerlas desaparecer para siempre. Locura múltiple.

No tengo que mencionar las SS nazis en Alemania ni otros pogromos.

¿Estamos tan ocupados con nuestra confusión, codicia y aversión que tenemos que hacer daño a los demás? La verdad es que el suicidio no parece ninguna locura.

No me puedo imaginar a ninguna otra criatura que alcance el nivel de locura del que es capaz el ser humano.
Los leminos que se lanzan a las playas de arena pueden parecer locos, y las últimas acciones de los salmones al volver a sus lugares de nacimiento sólo para ser devorados como recompensa pueden parecer una salvajada, pero la naturaleza tiene sus razones de supervivencia, incluso si no somos capaces de verlas.
Pero el comportamiento humano, incluso el de la mayoría de nosotros día a día, parece apestar a demencia.
How is insanity defined? ¿Cómo se define la demencia?

Es un desorden relativamente permanente de la mente.

¿Por qué iba el ser humano a estar dispuesto a destruir el futuro de todo ser vivo, pensando sólo en su beneficio personal del momento?

Eso es demencia. Y ése es el ser humano, sin duda.

28 de junio de 2010

INVICTUS

La naturaleza accepta la muerte con calma y dignidad, nosotras no.



Death does not part us from Life, Life parts us from Death
                                                      
                                                                 Shan jian


  Reflectionas.




INVICTUS


En español:

Desde la noche que sobre mi se cierne,
negra como su insondable abismo,
agradezco a los dioses si existen
por mi alma invicta.
Caído en las garras de la circunstancia
nadie me vio llorar ni pestañear.
Bajo los golpes del destino
mi cabeza ensangrentada sigue erguida.
Más allá de este lugar de lágrimas e ira
yacen los horrores de la sombra,
pero la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el camino,
cuán cargada de castigo la sentencia.
Soy el amo de mi destino;
soy el capitán de mi alma

Su autor: William Ernest Henley 

Out of the night that covers me,
Black as the Pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul. -
In the fell clutch of circumstance
I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed. -
Beyond this place of wrath and tears
Looms but the horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds, and shall find me, unafraid.
It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll,
I am the master of my fate;
I am the captain of my soul. - -

23 de mayo de 2010

CANTO DE LA CHOSO DE TEJADO DE PAJA




He construido una ermita de paja en la que no hay nada de valor.
Después de comer me relajo y echo un sueñecito.
Cuando la choza quedo terminada, aperecioron las malas hiervas.
Ahora se han instalado y lo cubren todo.

El hombre vive apaciblemente en la ermita,
Sin trabas ni interiores ni exteriores.
No quiere vivir donde vive la gente vulgar
No le gusta lo que le gusta a la gente vulgar.

A pesar de que la choza sea pequeña, contiene todo el universo.
En diez pies cuadrados un viejo ilumina
Las formas y su esencia.
Un bodhisattva del Gran Vehiculo tiene fe absoluta.

Los hombres vulgares no pueden dejar de dudar:
¿Esta choza perecerá o no?
Perecedera o no, el maestro original esta presente
Y no reside ni en el norte ni en el sur ni en el este ni en el oeste.

Enraizado en la perseverancia, esto no puede superarse.
Un ventana brillando sobre los pinos verdes no puede compararse
Ni al os palacios de jade ni alas torres de plata dorada.
Permanecer sentado con la cabeza cubierta, todo permanece en reposo.

Ahí, este monje de las montañas no comprende nada de nada.
Vive allí donde esta y ya no hace esfuerzos para liberarse.
¿Quién podría con orgullo disponer de puestos par seducir a discípulos?
Dirigid vuestra luz hacia el interior y dad media vuelta.

No se puede ni afronta ni evitar la fuente infinita e inconcebible.
Id a ver a los viejos maestros y sed íntimos con su enseñanza.
Trenzad las hierbas para construir una choza y no renuncies nunca.
Dejad pasar los siglos y relajaos completamente.

Abrid las manos y andad inocentemente.
Los miles de mundos y la infinitud de los conceptos existen
Solo para liberarlos de vuestras trabas.
Si queréis conocer lo inmortal bajo la choza,
Aquí y ahora no escapéis de esta saco de huesos.

15 de mayo de 2010

ESTRECHEZ DE MIRA CIENTIFICA




Se considera que la ciencia es una disciplina que produce soluciones
en alguna esfera problemática y se supone que un científico es alguien
que trabaja para conseguir ese fin.

Sin embargo, a veces uno se pregunta si la producción de una solución
no pueda ser contra-producente, si no totalmente absurda.

Tomemos el caso de una simple almeja. ¿Qué hay de especial en esta criatura?

¿Sabías que hay más de 2.000 variedades de almejas? Hay almejas de
caparazón duro  (Mercenaria mercenaria) y almejas de forma ovalada
blanda (Mya arenaria). Aquí hablamos del tipo de caparazón duro que
vive en aguas profundas, no de las variedades que viven en aguas de
marea.

Aparte del hecho de que se las han comido desde tiempos prehistóricos,
¿qué tipo de vida llevan las almejas?

Puedes imaginarlas simplemente arrastradas por la corriente, nadando a
la merced de las corrientes o sentadas en el fondo del océano. Una de
sus actividades es la ingestión. A medida que estén arrastradas por el
fondo del océano, no hacen más que extender su sifón para chupar los
detritos del suelo arenoso que puedan contener comida si han tenido la
fortuna de encontrarla.

Tienen un caparazón grueso de color marrón, normalmente de forma
ovalada, con líneas concéntricas de crecimiento en la superficie. El
interior blanco lleva una mancha de púrpura oscura que rodea la
cicatriz del músculo, y la charnela contiene tres dientes blancos
cardinales.

Pocos son sus enemigos naturales—algunas especies de rayas, el
cangrejo azul Atlántico y, por supuesto, el enemigo de todas las
criaturas vivas, incluida de sí misma, la criatura humana.

Su ciclo de vida incluye una fase larval pelágica y una fase
sedentaria juvenil béntica. Durante los primeros años de la fase
adulta, comienza la vida como macho con gónadas masculinas
funcionales, pero con la madurez, a menudo se cambia en hembra. Se
reproduce por desove y la fecundidad de la hembra es alta, soltando
hasta 24 millones de huevos con cada desove.

Una vez establecida en el fondo, si encuentra la posibilidad, sumerge
el sifón en la arena y a la vez secreta substancias químicas para
construir un caparazón de carbonato que incrementa de tamaño a medida
que vayan creciendo sus órganos internos.

Aquí viene la parte interesante, pues como un árbol, una sección
transversal del caparazón duro normalmente revela la edad de la
almeja.

Tradicionalmente, las almejas de caparazón duro viven unos 40 años,
pero ocasionalmente se encuentra una excepción.

Si fueses científico puede que te preguntes, “¿hasta qué edad puede
llegar una almeja antes de que se muera naturalmente? Por supuesto no
puedes esperar para conseguir tu respuesta, ya que tú mismo puedes
desaparecer, otros pueden encontrar la respuesta antes de ti, o
podrías necesitar tener permanencia en el trabajo para conseguir tu
pizca de fama.

La paciencia no es siempre una virtud cuando se trata de un científico tonto.

Por tanto, ¿qué hace cuando encuentra una almeja extraordinaria de
aspecto muy inusual y con un caparazón muy denso? Eso es el dilema.

¿Sacrificas la almeja? Después de todo, sólo es una almeja. O
alternativamente, ¿dejas que acabe su vida mientras la observas
cuidadosamente para determinar cuanto tiempo puede durar su vida?
Recuerda que se considera que la ciencia es una disciplina que produce
soluciones en alguna esfera problemática y se supone que un científico
es alguien que trabaja para conseguir ese fin. Por tanto, si el punto
en cuestión es el potencial de vida de una almeja, claramente
comunicas el hallazgo y dejas que su vida gloriosa continúe
desarrollándose.

Si te aburrieras mientras esperaras, pudieras permitir que reproduzca
e incluso, sí no fueras vegetariano, podrías disfrutar de la carne de
la progenie de esa almeja especial.

O quizás podrías abrir un restaurante que se especialize en crustáceos
o escribir un par de libros sobre la vida sexual de la almeja
(probablemente no sería un gran éxito de libraría).

Ahora llegamos al punto absurdo de la tontería científica.

Mientras estaban dragando en aguas al norte de Islandia, encontraron
un especie inusual de almeja (Arctica islandica) a unos 83 metros de
profundidad. Con una inocencia científica, ¿o quizás ignorancia, o
pura negligencia tonta? decidieron abrirla (y así sacrificarla) para
descubrir qué edad tenía. ¿Quién sabe exactamente qué pensaban?

Solamente después de seccionar el caparazón (lo que hizo que ya era
una ex-almeja), y contar los anillos de crecimiento, se dieron cuenta
de la edad que había tenido… entre 405 y 410 años. Da la casualidad de
que esa ex-almeja tenía algo menos de medio milenio, lo que hace que
el potencial tradicional de vida de unos 40 años se volviera
insignificante.

El hecho de matar a una criatura viva para saber cuántos años tenía
podría formar parte de la disciplina científica, pero no contesta la
pregunta original de ¿cuánto potencial puede tener la vida de una
almeja? Por supuesto, de esta manera cayeron en el típico error de
hacerse la pregunta equivocada.

Bueno, esa decisión la podemos tachar de casualidad, pero ¿puede haber
sido debido a la emoción egoísta y tonta de haber descubierto una
almeja que batiría los récords previos de 220 y 374 años?

Un portavoz declaró, “Su muerte es un aspecto desafortunado de este
trabajo, pero esperamos sacar mucha información de ella.” Otro dijo,
“Para nuestro trabajo, es un beneficio, pero no fue bueno para ese
animal en concreto.”

Si la criatura humana no tuviera pruebas de nacimiento en forma de
certificados legales, me pregunto si los científicos no caerían en la
tentación de “sacrificar” a criaturas humanas para determinar la edad
a que habían llegado.

Considero dudoso que ese científico gane un premio Nóbel por lo que
hizo, pero puede que el Libro Guinness de los Récords esté interesado
en incluir en sus páginas al hombre que mató la almeja más vieja
existente para saber el potencial de vida que tenía.

12 de mayo de 2010

UN CASO DE CAGADA BUROCRÁTICA



Aunque admiro y respeto a los roedores, no le tengo especial cariño a la rata común desde que metí la mano despreocupadamente en una jaula en los días en los que aún creía que los experimentos con animales eran algo noble y útil. Eso fue mucho antes de que entendiera como biólogo la verdadera fuerza de la vida que hay dentro de todos los seres sintientes.

En cualquier caso, me topé con la boca de la rata y ella me mordió con fuerza.

Como un idiota, retiré mi mano a toda prisa y la rata, como si fuera un sharpei, se mantuvo colgada de mi mano sin soltar su mordisco.

Tuve que calmarme, aguantándome el dolor y la sangre, y poner a la rata en terreno firme. Entonces me soltó. Bien hecho, rata... Rata 1, Científico 0.

Desde entonces he madurado y, aunque aún me cuido de arrinconar a cualquier rata en un callejón oscuro, estoy de su parte, por mucho que entienda la necesidad de frenar su proliferanción en las ciudades. Sin embargo, hay cantidad de otros roedores ahí fuera que no hacen ningún daño en absoluto.

Después de todo, el orden de los llamados rodentia incluye a los topos, ardillas, ratones, conejillos de Indias, puercoespines y castores. Suponen más o menos el 40% de todos los mamíferos, y se caracterizan por tener en sus mandíbulas superiores e inferiores dos incisivos que crecen continuamente y cuyo tamaño tienen que mantener a raya mordisqueando.

Hace unos meses, se detectó que una plaga de unos 750 millones de topillos (se ignora quién es el funcionario que los contó) estaba arrasando los campos de Castilla y León, devorando las cosechas y diezmando las economías locales. Supongo que los topos que tenemos en nuestro terreno harían lo mismo si tuviéramos grandes proyectos comerciales, aunque yo prefiero que prevalezca un sano equilibrio entre las pocas cosas que cultivamos y su existencia simbiótica.

En algún momento, a las ardillas se las ha considerado portadoras de plagas, pero en el seminario tenemos varios almendros y cada año estos magníficos animales los invaden y se llevan todo lo que pueden para el invierno. Años atrás, algunas se cruzaron en mala hora con un gato o dos y sorprendentemente no dejaron más que las colas para contarnos lo que pasó.

Mi respuesta a eso es “Bien hecho, ardillas”, a la vez que estoy al tanto para intentar adelantarme a ellas. Supongo que podríamos poner trampas para ardillas y así salvar unas cuantas bolsas de almendras, pero ¿es eso lo mejor? También hay ratones en la masía vieja que suelen hacerse con cualquier comida que se quede expuesta sin vigilar. Por supuesto, sé que se reproducen a gran velocidad, pero parece mucho mejor proteger la comida que usar esas horribles trampas que les parten el espinazo a los ratones como un verdugo cuando saltan y los atrapan.

Las cobayas silvestres viven en las montañas y pastizales de Brasil, Perú, Argentina y Uruguay, así que en España no los vemos más que en pequeñas jaulas, haciendo trucos absurdos para los que no tienen suficiente energía para contactar con seres vivos de otra manera, o haciendo de mascota para niños o adultos que harían mejor si ellos mismos vivieran en una jaula.

Los puercoespines ocupan un amplio rango de hábitats en las zonas tropicales y templadas de Asia, África, las Américas e incluso Italia. Nunca he encontrado uno en España, si bien los erizos (que no son roedores, pero tienen púas) abudaban antes de que se eliminaran setos y bosques para hacer sitio para las autopistas, las urbanizaciones y la agricultura a gran escala.

Y luego están los castores. Por supuesto que ya no quedan en España, aunque según la información de la Geografía de Estrabón en el siglo I d.C. sí los hubo en tiempos. Ahí se afirma que “Iberia produce muchos ciervos y caballos salvajes. En algunas zonas, sus marismas también están repletas de vida; hay aves, cisnes y semejantes; y también avutardas en gran número. En cuanto a los castores, los ríos los producen, pero el aceite de estos castores no tiene la misma eficacia que el de los castores del Ponto...”

En la Gran Bretaña medieval se importaban pieles de castores del País Vasco y hay documentos que muestran que los castores sobrevivieron en España hasta el siglo XVII.
 
Luego, adiós castores... Me imagino que sus pieles deben de ser calientes, pero me encanta el viejo anuncio en el que salía un castor que decía: “Mi madre tenía un abrigo de piel, ¿y tú?”.

Pero ¡alto un momento! ¡Qué sorpresa!

Hay noticias (El País) en torno a la existencia de una colonia secreta de castores en España.

Qué fantástica oportunidad de volver a introducir la especie, que se extinguió hace 300 años. Pero ahí, en el mismo artículo, llega la gran sorpresa.

También hay un plan de erradicar por completo a estos castores porque en algún momento pasado se supone que fueron introducidos en España de manera ilegal.

Si fuesen castores nativos, lo cual es imposible, estarían protegidos por ley... Pero hay una laguna jurídica.

La Unión Europea ha respaldado la erradicación no porque estos castores en particular hayan causado grandes daños, sino para impedir que se establezca un precedente que pueda abrir la puerta a re-importaciones ilegales de fauna salvaje a lo largo y ancho de Europa.

Lo siento, pero lo veo como un caso de cagada burocrática... Aunque lo cierto es que ésa es la clase de acción que podemos esperar de los seres humanos.

Es una pena que el ser humano haya invadido el espacio de todos los demás seres vivos. Por suerte aún quedan algunos espacios libres. Pero ¿cuánto tiempo durarán?

¿Cuánto tiempo hasta que el ser humano destruya la mayor presa de castores jamás vista (850 metros, descubierta por un vuelo de la NASA), como si fuera una plaga o una amenaza para nuestro maravilloso mundo civilizado?

9 de mayo de 2010

DERECHA A LA VIDA




Como sabemos, la fuerza de la vida se dirige a la supervivencia, no de una especie individual sino de la vida en sí.

Aunque no tiene ningún impulso de retener cualquier forma particular que podamos considerar una especie, hay algunos seres vivos que cuentan con una impresionante historia de supervivencia natural.

La especie animal más antigua que hayamos descubierto hasta el momento sobre la tierra es el cangrejo de herradura, que ha estado en el planeta unos 445 millones de años, con cambios mínimos en su condición. Es sin duda la historia de un gran éxito, porque el gran Tyrannosaurus rex sólo existió durante tres millones de años y ahora por supuesto ya ha desaparecido. Eso parece sugerir que lo más grande no siempre es lo mejor.

En realidad, el cangrejo de herradura no es un cangrejo, y en términos evolutivos está relacionado con las arañas, las garrapatas y los escorpiones. De hecho, su antecesor directo puede haber sido el escorpión de mar, que existió hace más de 510 millones de años. En comparación, el pez llamado celacanto es un adolescente, con sólo 410 millones de años a sus espaldas.

Así pues, ¿cómo se las ha ingeniado el cangrejo de herradura para tener tanto éxito? Lo más probable es porque tienen un sistema inmune excelentemente desarrollado.

Cuando un invasor externo, por ejemplo una bacteria, entra en la sangre, el sistema inmune se pone a trabajar usando una sustancia llamada Limulus Amebocyte Lysate,
detecta su presencia y coagula esa muestra específica de sangre.

Eso parece indicar a las claras el hecho de que la naturaleza, sin guía superior alguna desde fuera, puede restaurar el sistema y preservar su vida –y por tanto la fuerza de vida de todos los cangrejos de herradura, siempre que nosotros no los eliminemos con la locura de nuestras acciones.

Eso plantea una pregunta, que no pretendo contestar: ¿estamos reduciendo los humanos el verdadero potencial de fuerza de la vida del ser humano por la interrupción artificial externa de los procesos biológicos?

¿Deberíamos permitir, en términos de la supervivencia biológica y no social, que los menos adaptados mueran?

Por supuesto, el mundo farmacéutico sufriría un colapso, los médicos irían a la cola del paro o se dedicarían al derecho, y ya puedo oír los gritos de horror de las religiones y las organizaciones en pro del derecho a la vida (humana, por supuesto) con sólo mencionar el tema.

A fin de cuentas, no somos mejores que la mosca drosofila, que se reproduce una y otra vez en la botella y lo seguirá haciendo hasta que se alcance el límite superior... Pero si bien la mosca drosofila intenta en números reducidos continuar la vida en la botella, nosotros sin duda romperemos el vidrio de nuestro mundo con la vana esperanza de que el ser humano seguirá adelante sin parar como gran superviviente.

Estoy dispuesto a apostar por el cangrejo de herradura y el celacanto.




8 de mayo de 2010

THE FERAL HUMAN ANIMAL





¿Alguna vez le has mirado a un lobo directamente a los ojos? Probablemente no, y aunque los hayas visto en sus manadas en la pantalla del televisor nunca has tenido el privilegio de encontrarte con uno cara a cara. ¿Qué tienen esos ojos? Hay algo ahí que dice, “No importa lo que hagas, amigo, no me vas a domesticar”.

La gente que tiene a sus pequeños perritos de juguete con sus bonitos cortes de pelo, que son un insulto a la naturaleza, cree que han domesticado al animal, pero no lo han hecho. Creen que este descendiente de lobos es “el mejor amigo del hombre”, hagan lo que hagan contra él. Menuda montaña de basura. Cada perro domesticado durante miles de años puede estar condicionado, poseído y maltratado, pero en realidad no se le ha domeñado.

No importa la apariencia de ese animal, aún conserva en algún sitio ese espíritu que el ser humano todavía no ha machacado y distorsionado del todo.

Démosle las gracias a la naturaleza por ello.

Los criadores crían razas, pero el lobo interno se mantiene. En su forma canina, esa magnífica criatura ha perdido su organización y su capacidad de sobrevivir, pero aún está ahí, lista para despertar.

Los perros de manadas sueltas, que llamamos salvajes, vuelven con bastante rapidez a la condición salvaje.

Su maravillosa jerarquía lobuna aún se debate entre la locura humana, pero si los dejáramos a su aire unas seis generaciones, el lobo volvería, junto con su mirada lobuna. Esa mirada la vemos claramente en Lu-na, la sharpei china que tenemos... Sus ojos lo dicen todo... Nobles e indomables sin duda.

Los otros cuatro sharpeis que tenemos no tienen ese elegante cuerpo de lobo, pero sí lo que otros llaman terca obstinación y nosotros llamamos espíritu, el Shén natural. Eso sigue ahí.

¿Cómo es en realidad la organización de una manada de lobos? Quizá podamos aprender algo si lo investigamos.

Cualquier manada de lobos muestra por lo general un plan preciso y natural (no cognitivo) y una lealtad mutua. Un sistema estricto aunque casi anárquico determina la tarea que tiene que cumplir cada animal y el rango que tiene con respecto a los demás miembtos de la manada; como la identidad no está por medio, esas posiciones se mantienen gracias a una comprensión innata de lo que es mejor para la manada.

Tan necesaria es esta jerarquía para el comportamiento de supervivencia que el orden de los cachorros en las tetas de la madre determina su futuro rango en la manada.

Hay una pareja “alfa”, que toma las decisiones que podríamos considerar importantes para la supervivencia, pero tienen a un lobo beta que les asiste y desarrolla una tarea compleja.

Se trata de poner a prueba agresivamente a los lobos solitarios que quieran unirse a la manada y de marcar las presas recién abatidas con su olor, porque a esa presa se le tiene que aplicar la marca de dominancia para que los lobos inferiores esperen su turno. Si lo miramos de cerca, no es cuestión de que la fuerza bruta salga ganando; es que, desde el punto de vista de la manada, los más fuertes deben sobrevivir en beneficio de todos.

Los diferentes rangos reciben comida de valor nutritivo y cantidad variable, lo cual hace que cada lobo desarrolle un olor que indica al instante su rango a los demás miembros de la manada, aparte de su aullido, que es independiente y reconocible.
La hembra alfa es la líder territorial, porque ella, cuando hay otra manada de lobos cerca, da la batalla por el control del territorio. Si se vuelve débil, le pasa la tarea a una hembra más joven, que en ese caso se convierte en líder.

Así, la manada se organiza y se mantiene bien.

Miremos ahora el comportamiento de manada de los humanos, aunque en atención a la falsa dignidad humana lo llamaremos comportamiento tribal o social.

¿Qué es en realidad una tribu?

Su etimología es latina y viene del número tres, cuyos casos dativo y ablativo son tribus. Por tanto “tribus” podría significar “para los tres” o “con los tres”.

Eso recuerda la visión de Aramis, Porthos y Athos... a los que debemos añadir nuestro héroe D’Artagnan: “Todos para uno y uno para todos”.

Ésa fue la base de la tribu natural, y si incluimos en esa protección del “todos para uno y uno para todos” la protección de los niños y del medio ambiente, tenemos la herencia natural del ser humano y la función de la fuerza de la vida, que en los humanos es distinta de todos los demás animales.

Por desgracia, las manchas de la identidad ya se han ocupado de eso y lo que el ser humano ha generado a partir de las primitivas bandas de cazadores recolectores –que eran sistemas tribales igualitarios o estratificados con un macho alfa que respetaba a sus miembros y al medio ambiente que los sustentaba– son sistemas deplorables (se les puede llamar civilizaciones) donde hay rango social y prestigio, con jerarquías sociales complejas y gobiernos organizados en instituciones.

El camino verdadero y natural de la tribu, basado en impulsos naturales que seguían la fuerza de la vida, ha dado paso a una actitud completamente egocéntrica de sus miembros, de los que se espera que formen un Estado egoísta, protegido por la lealtad, adquisitividad y aversión que él mismo enseña, mientras alza los estandartes de la nobleza civilizada, la compasión y la benevolencia, con funciones que el propio Estado delimita.

En cualquier manada de lobos hay conflicto, pero pocos resultan heridos o seriamente dañados. La manada humana, por otra parte, hace la guerra.

Las guerras, que eran endémicas entre las primeras tribus humanas, a menudo estaban altamente ritualizadas y desempeñaban un importante papel para asistir a la formación de una estructura social entre ellas; permitían que se desplegara el valor, pero esa expresión física tenía como consecuencia relativamente pocas heridas y aún menos muertes.

Por otro lado, las sociedades modernas “civilizadas” son más que capaces de entrar en guerras totales de exterminio. El ser humano básicamente ha perdido el valor de la estructura de tribu o manada y ha alterado las reglas de la supervivencia natural, de manera que lo principal es la supervivencia egoísta y la tribu, los niños y el medio ambiente quedan olvidados como conceptos sin valor alguno. Cuando se los menciona no es más que de boquilla y en beneficio del egoísmo hueco del Estado.

Por supuesto que la mayoría de las personas civilizadas abominan de la guerra por diversas razones, pero ponen las condiciones para ella con sus actos de adquisitividad y aversión.

Qué extraño que el magnífico lobo haya evolucionado hasta convertirse en un juguete del ser humano. Aún así, ahí fuera en la naturaleza salvaje, en condiciones hostiles, sigue sobreviviendo como una criatura hermosa, al mismo tiempo que sus hermanos han ido evolucionando hasta acabar como perros, serviles a la identidad humana colectiva. El perro aún tiene el espíritu del lobo, pero ¿dónde está el espíritu humano en nosotros?

Como seres humanos, hemos dejado atrás el carácter del indio norteamericano que mantenía una unidad con la naturaleza, el gran espíritu, y nos hemos convertido en tribus de un solo miembro, una contradicción en los términos, porque las familias de tres personas son incapaces de mantener los lazos de unidad que un grupo de tres lobos sí tiene.

Los mayores momentos de gloria del ser humano han surgido cuando se han comportado como perros salvajes con un líder dominante y un sistema abierto, pero aun así faltaba la lealtad de los lobos y la riqueza y el prestigio ocupaban el lugar del honor, la dignidad natural y la cercanía. Así, seguimos intentado rebajar a los descendientes de los lobos a nuestro nivel y matar cualquier vestigio de la propia naturaleza que pueda quedar en el lobo salvaje. Qué maravillosa criatura somos los humanos, perdidos en una nube de confusion, codicia and aversión destructivas.